sábado, julio 19, 2008

Picar como Abeja

Pero el genio e Alí tiene limitaciones y virtudes. Vayamos paso por paso. No recuerdo un solo campeón de peso completo del pasado cuyo puñetazo no haya sido superior al de Alí. Pero Alí, entonces Cassius Clay, ganó sus veinte primeras peleas consiguiendo diecisiete nocauts...Cual es entonces el misterio de Alí? Por que un hombre sobre el que todos los expertos están de acuerdo que no tiene fuerza en sus puños noquea a la mayoria de sus contrincantes, entre ellos Sonny Liston, en la primera defensa de su titulo, a quién noquéo de un solo golpe? La respuesta está en la rapidez y la elección del momento. Clay entonces, y Alí ahora, posee la capacidad de soltar puñetazos con extrema celeridad. Pero sobre todo, en el momento preciso justo antes que el hombre frente a él pueda poner a funcionar su sentido de anticipación de boxeador. Cuando esto ocurre el hombre golpeado no ve el puñetazo. Así su cerebro no puede prepararse para recibir el impacto del golpe. Los ojos no pueden enviar el mensaje a la parte del cuerpo que recibira la sacudida.

Llegamos entonces a una conclución de nocaut: El puñetazo que te manda a dormir no es tanto el vigoroso como el que no ves venir.


Sting like a bee, JOse Torres y Berth Randolph Sugar, 1971


Comentario:


El factor sorpresa juega un papel importante en cualquier contienda, si lo vemos en un contexto mas macro dirian las 36 estrategias chinas, pasar el mar en plena luz del día, la celeridad es una virtud que tienen muchos, pero saber cuando emplearla requiere mucho estudio y timing, hay que ser conciente del efecto de la misma y de la aplicación de la fuerza en el momento del ataque.


4 comentarios:

ferzvladimir dijo...

esta bien bueno, cuando lo vi me di cuenta que estabas explicando de forma subliminal el primer punto de las 36 estrategias. esta excelente. aqui esta mi post que enriquece el tuyo. muy bueno tu post.

http://ferzvladimir.blogspot.com/2008/07/cruce-disimuladamente-el-oceano-plena.html

Terox dijo...

El elemento sorpresa... hay que tener cuidado, porque el contraataque te puede demoler...

Anónimo dijo...

Hasta el enemigo mas experimentado caera de un golpe que no tuvo historia ni referencia

RENNE

[email protected]

Pablo Estèvez dijo...

Ali era un chingon!!! Aparte de ser un boxeador fuera de lo ordinario, era bastante inteligente, su amistad con gente como Malcolm X lo comprueba.
Un saludo.