domingo, mayo 25, 2008

La gran estrategia

Cada persona que te rodea es un estratega en busca de poder que trata de promover sus propios intereses, a menudo a tus expensas. Tus batallas diarias con ellas te hacen perder de vista lo único que realmente importa: la victoria final el cumplimiento de las metas mayores, el poder duradero. La gran estrategia es el arte de ver mas allá de la batalla y calcular por adelantado. Requiere que te concentres en tu meta ultima y planees como alcanzarla. En la gran estrategia consideras las ramificaciones políticas y consecuencias a largo plazo de lo que haces. En vez de reaccionar emocionalmente ante la gente, tomas el control, y vuelves tus acciones mas dimensionales, sutiles y efectivas, deja que los demás caigan atrapados en los altibajos de la batalla y se deleiten en sus pequeñas victorias. La gran estrategia te dará las mayor de las recompensas: la de reír de ultimo.

Las 33 estrategias de guerra
Robert Greene


Comentario:

Definamos que queremos en la vida, escoge adonde quieres ir, si lo tienes claro, toparas gente que querra desviarte, pero si sabes a donde vas, nada te desconcentrara del rumbo que buscas, menuda tarea sentarse a definir nuestros objetivos, hagamolo asi y nada nos desviara del exito personal.

4 comentarios:

H3dicho dijo...

Esta bastante bueno el pensamiento..

Muchas veces uno deja que intervengan ciertas emociones que lo desvian de la meta final..

Tuanis

Terox dijo...

Lo que no me gusta de esa frase es que convierte a todas las personas que te rodean en enemigos. Además, si bien es cierto la constancia es una virtud, hay que replantearse de vez en cuando las metas, porque el cambio es la única constante en el mundo, y al final, uno puede terminar con una "victoria vacía"...

Heroe Anonimo dijo...

mae, lo de los links es que vos, si queres obvio, es que enlacés tu blog con blogs que te gustan y que lees periodicamente...Tenes que pasar la antorcha...a un blog que no se la hayan pasado...saludos!

ferzvladimir dijo...

robert grenne que hariamos sin ti,